Archivos de la categoría ‘Personajes’

Por desgracia para ella, esos lingotes de 1 kg. no son suyos

Por desgracia para ella, esos lingotes de 1 kg. no son suyos

Más de una vez me he preguntado quienes habrán sido las personas más ricas del mundo, y, especialmente, si alguna de ellas habrá logrado serlo sin perjudicar a otra gente demasiado. dándole vueltas a eso, un día me topé con una lista de la revista Forbes en la que detallaban los nombres de las 10 figuras históricas que han tenido mayor patrimonio.
Curiosamente, y lejos de lo que mucha gente -servidor incluído- pueda tender a pensar, ninguno de los famosos millonarios de hoy en día alcanza un puesto en ese listado. Por ejemplo el hombre más rico en la actualidad, el mexicano Carlos Slim Helú, tiene una fortuna estimada que no llega a la mitad del 10º hombre más rico históricamente. Y eso que tiene una fortuna estimada de ~73.000 millones de dólares (~56.554 de euros), que no son moco de pavo 😀
Teniendo esto en mente, el que los grandes ricos de hoy en día son la clase media de la historia, vamos allá con los 10 mayores millonarios.  (más…)

A mediados del siglo XIX, cuando Charles Darwin se propuso demostrar y buscar las pruebas necesarias para apoyar su teoría de la evolución de las especies por selección natural, no dispuso de las herramientas de la genética moderna o del análisis de ADN, desconocido por entonces. No obstante, realizó por su cuenta ingeniosos experimentos en el jardín de la casa donde vivió más de cuarenta años (convertida en museo actualmente): la Down House, en el condado de Kent, al sur de Londres.
En esta serie, Jimmy Doherty recrea muchas de estas investigaciones en la antigua casa de Darwin, aplicando un enfoque práctico. Rememorando los experimentos que dieron lugar a la publicación, en 1859, de la teoría de la evolución de las especies, Jimmy Doherty descubre la dinámica de Darwin y, a través de ellos, nos desvela los secretos de la evolución.

(más…)

En Tucson (Arizona) se congregaron unos manifestantes para protestar contra la inmigración ilegal. Al margen de la opinión que a uno le merezca esto -y la mía no está muy a favor de llamar “ilegal” a un ser humano en ningún caso, precisamente-, estaban en su derecho. Como también lo estuvo el hombre que, siendo nativo americano, no pudo hacer otra cosa que decir un par de verdades como puños:

Vosotros sí que sois jodidamente ilegales. Todos sois ilegales. Todos vosotros sois ilegales.

Nosotros no os invitamos a venir aquí. Nosotros somos los únicos nativos americanos que hay aquí (…).

Con dos cojones, y con todo mi reconocimiento a este señor.

Cayo Apuleyo Diocles

Cayo Apuleyo Diocles

Cayo Apuleyo Diocles era un auriga nacido en la provincia romana de Lusitania (actualmente se corresponde con la mitad de Portugal y buena parte de Extremadura) en el año 104. Desde que contó 18 años, viviendo en Roma, comenzó a participar en las carreras de carros, el deporte más popular en aquellos tiempos -y no la lucha de gladiadores, como suele pensarse-. Tuvo una carrera profesional inusitadamente larga puesto que corrió durante 24 años, aproximadamente el triple de lo normal ya que la muerte prematura por accidente era bastante corriente en este deporte. Pero quizás lo que más llame la atención es la enorme fortuna que ganó durante su carrera: nada menos que 35.863.120 sestercios. Si tenemos en cuenta que el salario medio de un trabajador en aquella época estaba entre los 1.000 y 2.000 sestercios al año, podemos hacernos una buena idea de la enormidad de la cifra para una sola persona que, además, era un plebeyo. Un testimonio de sus hazañas estaba escrito en una lápida instalada en el Circo de Nerón. Aunque el edificio que ya no existe, ni tampoco la lápida, nos ha quedado su transcripción:
(más…)

lupaAyer propusimos un juego en el que se enseñaba una imagen en la que salían caricaturizados 16 personajes de la historia científica mundial. Había varias épocas, concretamente desde el siglo III antes de nuestra era hasta el pasado s. XX. Realmente era un amalgama de figuras muy notables sin las que las ciencias no serían -probablemente- lo mismo hoy en día. Esta iniciativa fue propuesta por Chay Hawes, un ilustrador profesional, en diciembre de 2.012, y la verdad es que a servidor y a algunos amigos (¿verdad, Jaijo? :D) nos hizo pasar una tarde dominguera algo entretenida. La verdad es que acertamos “casi” todos los personajes, alguno se nos escapó.
La ilustración contenía además una pista en forma de objetos en los cuerpos, ropas o al lado de cada uno de los personajes para faclititar si identificación (y aún así…). El caso es que amparándonos en el juego en sí algunos (al menos yo) fuimos aprendiendo un poco más sobre estas figuras históricas.
¿Queréis ver la solución? Pues tenéis que (más…)

Adivinando científicos

Publicado: 24 marzo, 2013 en Ciencia, Personajes

En un blog (cuyo nombre pondré una vez que se resuelva para que no hagáis trampa :D) he encontrado esta imagen de 16 científicos dibujados. ¿Alguien sabría decir quién es quién?

TODOS los personajes llevan alguna pista en su indumentaria, cuerpo u objetos que portan

TODOS los personajes llevan alguna pista en su indumentaria, cuerpo u objetos que portan

Comentando que es gratis!!

Anna Bertha Ludwig (1.833-1.919) colocó -a petición de su marido- su mano izquierda sobre una placa fotográfica de cristal durante 15 minutos el día 22 de diciembre de 1.895. Tras un lapso de tiempo de revelado, observó -junto a su marido- esto:

primera-radiografia

(más…)

Tjololo, un leopardo diferente

Publicado: 1 marzo, 2013 en Bichos, Personajes
Etiquetas:
Tjololo

Tjololo (© de Kim Wolhuter)

En la Reserva de Mala Mala, una reserva de caza situada en Mpumalanga (República Sudafricana) vivió un leopardo africano (Panthera pardus pardus) que por su carácter se ganó enormes simpatías por parte de la gente que le llegó a conocer. Tenía el tamaño aproximado de una hembra adulta a pesar de ser macho, algo que en principio nos haría creer que se trataba de un animal poco dominante. O al menos eso sería lo más lógico debido a su reducido tamaño, sobre un 25% más pequeño que el macho promedio.
No obstante, no debemos olvidar que en muchas ocasiones las cosas no son lo que parecen, y en este caso concreto, la realidad distaba -y mucho- de las apariencias. (más…)

Estatua que se atribuye a la imagen de Sobekemsaf

Estatua que se atribuye a la imagen de Sobekemsaf

Sejemra Shedtauy Sobekemsaf, o Sobekemsaf II, fue un rey egipcio que vivió en torno al año 1.570 antes de nuestra Era, en un período que se encuentra en la XVII Dinastía. En verdad no se sabe demasiado sobre su reinado, el cual por lo general carece de fechas de inicio y de final. Sabemos que era hijo de Sobekemsaf I (aunque no lo sucedió inmediatamente) y de -quien se cree- la primera mujer en usar el título de Gran Esposa Real, la reina Nubemhet.
Es cierto que como gobernante no pasaría a la historia, aunque ya sabemos que la Historia tiene sus caprichos y, a veces, se encarga de que nos lleguen nombres que se creían perdidos en la noche de los tiempos. Sobekemsaf, insisto, no fue un rey especialmente dotado para el combate, para la construcción o para saber rodearse de buenos escribas; sin embargo, la popularidad que la vida no le dio le fue otorgada por la muerte. La tumba de Sobekemsaf II fue asaltada por ladrones de tumbas en el año 1.111 a. E., durante el reinado de Ramsés IX.
Tampoco esto hubiese sido una gran novedad de no ser porque un texto que relataba buena parte del juicio al que fue sometido uno de los saqueadores ha sobrevivido al paso del tiempo. Su nombre era Amenpnufer, era un albañil del templo de Amón-Ra y esta es parte de su historia:
(más…)

El escultor de nubes

Publicado: 23 enero, 2013 en Arte, Ciencia, Personajes

Imagináos por un momento que llegáis a una sala en una exposición en la que no hay nada. Ni una silla, ni cuadros en las paredes, ni esculturas en las esquinas o en el centro. Ni siquiera una ordenada fila de turistas japoneses esperando con paciencia su turno para hacerse su correspondiente foto delante de una obra de arte con sus dedos levantados en forma de “V”. En esa sala no hay nada de nada. Bueno, nada excepto una nube que aparece en el medio y medio de la habitación.
Probablemente os llevaríais una sorpresa seguida de una exclamación de esa parte racional de la mente -que todos tenemos en mayor o menor medida- que os diría:

“¿Cómo coño va a haber una nube ahí así por las buenas?”

Se que suena un tanto absurdo pero… la foto que ilustra esta entrada no está trucada, en esa habitación casi vacía hay una nube formada por vapor de agua. ¿Sorprendidos?. Yo también, pero tiene su explicación. (más…)