Archivos de la categoría ‘Grandes inventos’

El cochecóptero

Publicado: 9 mayo, 2013 en Aviación, Grandes inventos

Navegando por youtube me encontré de repente con esta especie de híbrido entre coche monoplaza y helicóptero. O un autogiro del s. XXI, como se prefiera.

Ya indagaré algo sobre él y os cuento próximamente 😉

  • Coche de Edouard Delamare (1.884)El primer coche en consumir petróleo.

A pesar de que se tiende a pensar en Karl Friedrich Benz como inventor del automóvil propulsado por motor de petróleo, lo cierto es que un año antes de su famoso paseo en triciclo (más conocido como Motorwagen) un francés se le había adelantado. Se llamaba Edouard Delamare-Deboutteville (1.856-1.901) y era hijo de un hacendado del departamento de Sena Marítimo, en el  norte de Francia. Utilizaban unas carretas propulsadas por un motor que funcionaba con gas, pero por diversos problemas el gas llegó a ser un producto difícil de conseguir allí. Edouard y el mecánico de la hacienda,  Leon Malandin, desarrollaron un sistema diferente para permitir usar gasoil en ese vehículo. El 12 de febrero de 1.884 se registró la patente número 160.267, la correspondiente al primer vehículo que funcionaba con petróleo.

(más…)

A través de las redes sociales (eso que poco a poco se convierte en nuestra nueva vida social) llegué hasta esto:

(más…)

El poder del whisky

Publicado: 4 enero, 2013 en Cuerpo humano, Curiosidades, Grandes inventos
Etiquetas:

Si alguien duda de lo beneficioso que puede llegar a ser el whisky, un neozelandés llamado Denis Duthie puede incluso alegar que devuelve la vista. O, al menos, eso es lo que se puede leer aquí:

Denis Duthie, feliz tras el "milagro"

Denis Duthie, feliz tras el “milagro”

Servidor no sabe hasta qué punto puede ser cierto, aunque por más whisky que bebo no se me va la miopía. ¿Debería aumentar la dosis, doctor? 😀

Franz Reichelt, el sastre volador

A lo largo de la historia han surgido numerosas personas que han innovado en diversos campos haciéndonos la vida más fácil. En ocasiones se ha homenajeado y festejado a esta gente, y en otras ocasiones no han podido serlo por haber fallecido a consecuencia de accidentes producidos directamente por su afán de mejora.
Desgraciadamente, la historia tiende a convertir los accidentes en anécdotas y bastantes de esos grandes inventores han acabado siendo meras no ts a pie de página. Desde aquí pretendemos rendirles tributo a esas gentes que, si bien nunca han probado las mieles de la gloria (o apenas, dada la cercanía entre sus descubrimientos y sus muertes), indiscutiblemente han contribuído a mejorar nuestras vidas.
A pesar de que algunas muertes puedan parecer absurdas, no hay que olvidar que en muchos casos fueron sus propias cobayas, y que cuando no existe una experiencia previa, es de auténticos valientes enfrentarse a lo desconocido. Por ellos, por ellas.
(más…)

Portada de “Intolerancia”

Cada vez que leemos la palabra “superproducción” tendemos a pensar en las pelíclulas de Hollywood de los años ’60, películas como “Cleopatra” (1.963), protagonizada por la gran Liz Taylor y el no menos grande Richard Burton. Una de las películas más caras de la historia que casi lleva a la ruina a la por entonces mayor empresa cinematográfica, la 20th Century Fox, por cierto. Se había presupuestado en unos 2 millones de dólares, cifra que se acabó disparando hasta unos estratosféricos 44 millones (equivalentes a unos 320 millones de dólares en la actualidad). Lo cierto es que pasaron bastante años para que dejase de ser considerada una de las mayores catástrofes en cuanto a producción se refiere a obra maestra del cine. Curioso, pero asi es la vida 😉
Sin embargo, la primera película con actores y figurantes contándose por miles (no por decenas o incluso centenas, no; por miles) es mucho más antigua que la película anteriormente mencionada. Para cuando “Cleopatra” se estrenó ya habían pasado 47 años nada menos desde la primera superproducción del cine estadounidense. (más…)

Oatmeal, la web de la genial idea

Quizás el nombre de “Wardencliffe” no os suene de mucho pero si os digo que era el laboratorio donde Nikola Tesla erigió su famosa torre (llamada además así, la Torre Wardencliffe), tal vez os empiece a sonar, ¿no? 😉
Ese edificio actualmente se encuentra en estado ruinoso ya que lleva abandonado desde que en 1.992 la multinacional AGFA (su actual propietaria) lo cerró. (más…)