Archivos de la categoría ‘Grandes epidemias’

Los Fore, nuestros protagonistas

En la provincia de las Tierras Altas Orientales (Papúa Nueva Guinea), se localiza el distrito de Okapa, donde sobrevive aún a día de hoy una tribu bastante primitiva conocida como los Fore. Para su subsistencia poseen un sistema agrícola basado en el corte y quema o agricultura migratoria, apoyada en menor medida con la caza de pequeños animales en las -de momento- abundantes selvas papuanas. Actualmente la población de esta tribu se cifra en unos 20.000 individuos, separados en dos poblaciones al Norte y al Sur de la Cordillera de Wanevinti.
Al margen de la enorme importancia etnográfica que una tribu de estas características tiene (desgraciadamente cada vez hay menos), en el pasado los Fore también tenían una característica que los hacía únicos en el mundo: una enfermedad neurológica degenerativa que los azotó como si de una epidemia se tratase en el siglo XX.
(más…)

Anuncios

Portada del estudio sobre el “sudor inglés” del año 1.529, obra del alemán Euricius Cordus

Entre los años 1.485 y 1.551 se sucedieron en Inglaterra unos brotes de una enfermedad llamada por lo médicos de aquel entonces sudor anglicus (“sudor inglés” en latín). Todo comenzó poco después del ascenso al trono de Enrique VII de Inglaterra (1.457-1.509), cuando desembarcó en el puerto galés de Mildford Haven el día 7 de Agosto de 1.485. Pocos días después del desembarco real comenzó una epidemia que fue mermando de manera sumamente rápida la población masculina de la zona. Aunque curiosamente tan sólo morían hombres adultos prácticamente; entre niños la mortalidad era casi inexistente y no se conocen casos de mujeres -de cualquier edad- muertas por esta enfermedad.
A finales de ese mes, el 22 de Agosto, cuando el séquito real llegó a Londres se desató en la capital británica la plaga; comenzaron de manera inmdiata a morir hombres de todas las clases sociales, algo nunca visto anteriormente.
Por una vez había una causa de muerte que hacía los mismos estragos entre pobres y ricos, a diferencia de la Peste Negra que había asolado el país y Europa entera un siglo antes.
(más…)