Las peores especies invasoras (II)

Publicado: 30 julio, 2013 en Animaladas, Bichos, Conservación, Denuncia
Cyprinus carpio ornamentales o "Kois"

Cyprinus carpio ornamentales o “Kois”

Retomando la lista iniciada hace unos días, proseguimos desgranando otras 25 especies que se encuentran fuera de su lugar de origen. Veremos incluso algunos casos en los que la introducción ha sido causada directa y deliberadamente por el ser humano, normalmente para combatir otras especies invasoras. Sobre este método de lucha lo único que hemos aprendido con el discurrir del tiempo es que normalmente no sólo no resuelve el problema, si no que acaba causando otros peores.

  • Clidemia hirta (Maldición de Koster). Este arbusto tiene la capacidad de formar densas matas, por lo que pueden acabar con otras especies. De hecho debe su nombre común a un señor apellidado Koster, que lo introdujo sin darse cuenta en una plantación de coco en la década de 1.880 y acabó provocando graves daños. Actualmente se encuentra por América, Asia (de donde se cree originario) y por el sure de África.
  • Coptotermes formosanus (termita excavadora de Formosa). Originaria de la zona de Formosa (actual Taiwán), esta especie de termita es a menudo conocida como “supertermita” ya que sus colonias se suelen contar por millones de individuos y no por decenas o centenas de miles. A través del transporte de muebles comenzó a extenderse por el mundo y actualmente se encuentra en Norteamérica, en numerosas islas del Pacífico oeste y en Sudáfrica.
  • Cryphonectria parasitica (Chancro del castaño). Estos ascomicetos causan el denominado chancro del castaño, una enfermedad que puede acabar con el árbol hospedador. Se cree que es originario del sudeste asiático, aunque se encuentra extendido por todos los continentes en la actualidad salvo Australia -y la Antártida, obviamente-.
  • Cyprinus carpio (Carpa común). Este pez de origen euroasiático presenta una paradoja bastante curiosa ya que en sus lugares de origen está considerada como especie Vulnerable y, sin embargo, es uno de los peces invasores más notables que hay. Actualmente se encuentra por todo el mundo, y de hecho hay variedades ornamentales que pueden alcanzar altos precios (los conocidos como peces Koi o carpas de colores)
  • Dreissena polymorpha (Mejillón cebra). Este molusco bivalvo es originario de los mares de Aral,  Caspio y Negro, aunque por medio de la navegación se fue extendiendo por toda Europa y después por el resto del mundo. Al margen de desplazar especies autóctonas, se le considera muy peligroso porque coloniza estructuras y puede ocasionar daños serios en motores y tuberías.
  • Eleutherodactylus coqui (Coquí común). Aunque la gran mayoría de los anfibios está amenazado, no es el caso de esta pequeña rana de estridente reclamo. Introducida accidentalmente en Hawaii en torno a 1.980, su densidad poblacional en el archipiélago es casi la misma que en su Puerto Rico original.
  •  Eriocheir sinensis (Cangrejo de Shangai). Este pequeño cangrejo de colores violáceos es originario de las costas china y coreana, si bien es capaz de vivir en agua dulce también. Se acabó extendiendo -se cree que por acción humana- por Europa y América del norte, lugares en donde compiten con la fauna nativa. Al construír sus refugios también dañan muros de contención y tuberías.
  • Euglandina rosea (Caracol lobo). Este peculiar caracol es un molusco que se alimenta primordialmente de otros caracoles y de babosas. Natural de Florida (EE.UU.), fue introducido en diversos lugares como Hawaii a propósito para combatir la plaga de otro caracol, el caracol gigante africano (Achatina fulica). Sin embargo, la cosa no salió todo lo bien que se esperaba ya que los caracoles lobo se decantaron por otras especies nativas más pequeñas, provocando la extinción de algunas en sólo un año.
  • Euphorbia esula (Lechetrezna frondosa). Oriunda de Europa y Asia, esta planta fanerógama llegó a América en el siglo XIX, y comenzó una rápida expansión por todo el continente desde el norte. Se trata de una planta de expansión muy rápida, que invade praderas eliminando a la competencia gracias a su rápido crecimiento y que, además, puede emitir toxinas para atacar a plantas rivales.
  • Fallopia japonica (Falopia japonesa). Planta natural de Japón, durante el s. XIX fue introducida en diversas partes de Europa y Estados Unidos como planta ornamental. Sin embargo, dado su rápido crecimiento no tardó en dispersarse de los jardines hacia bosques y praderas, colonizando espacios anteriormente ocupados por otras plantas. Es una especie cuyo comercio actualmente está prohibido en numerosos lugares del mundo dado el peligro que supone para las plantas autóctonas, entre ellos España.
  • Gato transportando una paloma muerta

    Gato transportando una paloma muerta

    Felis silvestris catus (Gato doméstico). Es, probablemente, el animal más peligroso para la fauna de pequeño tamaño en todo el mundo. Al margen de lo monos que son y de que, medio en broma medio enserio, se diga que sus fotos representan casi tanto como el prono en Internet, lo cierto es que son los responsables de numerosas especies en islas de todo el mundo. Llevados como mascotas por el ser humano, estos animales conservan el instinto de la caza, pero no tanto el depredador propiamente dicho. Es decir, cazan pero muchas veces no comen la presa. Aunque en sí no parezca demasiado grave (después de todo el cadáver lo acabarán aprovechando por lo menos los insectos), lo triste es que un gato puede acabar con varias presas al día, y esto acaba provocando el declive poblacional hasta llegar, finalmente, a la extinción. Es especialmente preocupante su presencia en ambientes insulares, ecosistemas generalmente bastante frágiles en los que una especie invasora puede alterar completamente la ecología de la zona en un lapso muy breve.

  • Gambusia affinis (Pez mosquito). Este voraz pez pecílido es natural del norte de América. Su principal característica es que a pesar de su pequeño tamaño (hasta 7 centímetros de longitud las hembras y 4 los machos) son capaces de comer hasta 100 larvas de mosquito al día en condiciones óptimas, lo que los hizo especialmente atractivos para el control de mosquitos y las enfermedades de las que éstos son vectores de transmisión. El problema es que son también excesivamente territoriales, con lo que atacan (hiriendo y/o matando) a las especies autóctonas donde han sido introducidos.
  • Hedychium gardnerianum (Jengibre hawaiano). A pesar de lo que su nombre común sugiere, en realidad esta planta es nativa del Himalaya, de donde fue sacada como planta ornamental. Una vez fuera de su entorno (bastante frío) ha logrado adaptarse a los climas más benignos de buena parte del mundo. De hecho, se ha adaptado tan bien que es una auténtica plaga en lugares tan dispares de su lugar de origen como Alemania, Brasil o Nueva Zelanda.
  • Herpestes javanicus (Mangosta india). Este pequeño y voraz mamífero originario del sudeste asiático ha sido introducido en numerosos lugares del mundo para controlar plagas de ratas y de serpientes, aunque han fallado todos los intentos, En Okinawa, por ejemplo, se introdujo en 1.910 para controlar la población de las serpientes Habu (Trimeresurus flavoviridis). Las serpientes son nocturnas y las mangostas primordialmente diurnas, por lo que las únicas poblaciones que han “controlado” han sido las de aves y anfibios endémicos.
  • Hiptage benghalensis (Liana). Este tipo de liana da unas flores de tres pétalos blancos muy bonitas, lo que propició su exportación desde el sudeste asiático como planta decorativa. Desgraciadamente tiene una altísima tasa de crcimiento y reproducción, lo que la ha llevado a expandirse más allá de jardines y acabar siendo una plaga en lugares como las islas Mauricio y Reunión o Australia.
  • Imperata cylindrica (Cisca). Esta hierba natural del sudeste asiático y de buena parte de Oceanía actualmente se encuentra dispersa por todo el mundo. El principal problema que tiene es que es probablemente la herbácea más inflamable que hay, incluso cuando no está seca. Esto quiere decir que en lugares no adaptados a los incendios naturales frecuentes (como Australia, por ejemplo) puede ocasionar grandes desastres medioambientales.
  • Lantana camara (Camará o bandera española). Se trata de una verbenácea oriunda de Centroamérica que en la actualidad se encuentra dispersa por India, el África subsahariana e incluso Australia. Al ser una planta sumamente resistente al fuego, cuando hay un incendio es de las primeras en volver a brotar, impidiendo así la regeneración natural de especies autóctonas.
  • Lates niloticus (Perca del Nilo). Como su nombre indica, es un pez nativo del río Nilo. Durante los años ’60 se decidió introducirla en varios lagos africanos para aprovechar su rápida tasa de crecimiento y así potenciar la industria pesquera. El problema vino dado porque en su momento no se pensó en que su crecimiento es directamente proporcional a su voracidad, y su confinamiento en lagos provocó un rápido declive de las especies autóctonas. Especialmente grave ha sido el caso del lago Victoria, donde la biodiversidad se ha visto seriamente reducida.
  • Leucaena leucocephala (Mimosa blanca). Esta mimosóidea fue durante un tiempo bastante apreciada por la industria ya que produce una gran cantidad de biomasa. El problema es que también es muy prolífica, y por mucho que se intentó aislar sus semillas se fueron extendiendo rápidamente desde las áreas de cultivo. Originaria de Belice, Guatemala y el sur de México, hoy en día se puede encontrar en lugares tan dispares como Hong Kong o Australia.
  • Ligustrum robustum (Alheña o ligustro). Otra prolífica planta que se extendió sin control por todo el mundo. Esta especie concreta (hay descritas unas 150 especies, aunque sólo unas 50 están plenamente aceptadas) se utiliza en ocasiones en la medicina tradicional, lo que ha llevado a su expansión por parte de la comunidad emigrante china. En algunos lugares como Nueva Zelanda está totalmente prohibido su cultivo ya que produce enormes cantidades de polen que afectan especialmente a los asmáticos. De hecho, su principal problema es que su alta tasa reproductiva hace que se extienda brutal y descontroladamente.
  • Linepithema humile (Hormiga argentina). Esta especie de hormiga es oriunda de Argentina, Paraguay, Uruguay y sur de Brasil, aunque en la actualidad se encuentra en todos los continentes (salvo la Antártida). Forman unas enormes colonias que desplazan a cualquier otra colonia de hormigas (sean de la misma especie o no). Además se dedican a la cría de áfidos, granjas que pueden lugar a la devastación de cultivos. Aunque en su zona natural suelen tener poblaciones estables reguladas a través de periódicas guerras entre colonias, fuera de allí se ha demostrado que no suelen tener rival en otras especies de hormigas.
  • Lymantria dispar (Polilla gitana asiática). Estas polillas tienen una distribución bastante grande, pero aún así han colonizado nuevos lugares debido al comercio de madera. Naturales de Asia, actualmente se encuentran por todo el mundo y su población no hace más que crecer, con lo que numerosas explotaciones forestales tienen bastantes problemas con ellas. En España, por ejemplo, hay numerosas plantaciones de robledal gravemente afectadas por estos asombrosos defoliadores.
  • Lythrum salicaria (Frailecillo o salicaria). Esta herbácea es natural de los humedales de Eurasia, aunque debido a sus flores se considera una buena planta ornamental. El gran problema es que una sola planta puede generar hasta tres millones de semillas, lo que hace que se expanda fácilmente. En la actualidad puede encontrarse también en América y Oceanía.
  • Macaca fascicularis (Macaco cangrejero). Estos primates catarrinos son originarios del sudeste asiático, principalmente de Indonesia, Filipinas y Malasia, aunque se han ido extendiendo primero como mascotas por otras zonas y finalmente, bien por liberación accidental o bien por suelta premeditada, se han ido estableciendo en diferentes lugares como Hong Kong. Como peculiaridad propia, hay que señalar que esta especie es la única de esta lista que también ha llegado al espacio, aunque, obviamente, no se instaló allí 😉
  • Melaleuca quinquenervia (Árbol de corteza de papel). Este árbol originario de Australia se utilizó en masa para ayudar a drenar áreas, especialmente en los Everglades de Florida (uno de los ecosistemas más amenazados por especies invasoras del mundo) y en Puerto Rico. Su rápida expansión y su capacidad de absorción de agua hace que declinen especies nativas que se encuentran a su alrededor.

——————————————————

En breves, la 3ª parte 😉

Anuncios

Pues yo opino que

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s