Archivos para febrero, 2013

Al fin se ha estrenado el documental sobre el famoso salto que Félix Baumgartner hizo desde la estratosfera. Aquí os lo dejo 😉

PEDO

Peerse continuamente durante seis años y nueve meses podría crear (liberar) tanta energía como una bomba atómica

Chris Hadfield es un astronauta de origen canadiense que actualmente se encuentra en la Estación Espacial Internacional (ISS por sus siglas en inglés). Llegó el tan temido 21 de diciembre de 2.012 -cosa sobre la que ha hecho numerosos chistes-, y desde que está allí suele atender preguntas hechas por escolares desde la tierra (como “¿Cómo se lavan las manos en el espacio?“) e incluso explicarnos cosas del día a día de los astronautas que no solemos ver.
Hace un par de días explicó cómo hacerse un “sandwich” (más o menos :D) de manteca de cacahuete y miel en la Estación, algo sencillo pero que la gravedad cero nos impide hacerlos como los hacemos en la tierra. Aunque esté en inglés se entiende bastante bien, así que sin más os  dejo con “La cocina de Chris”:

Suele publicar varias cosas que hace, e incluso tuitea desde la ISS. Si queréis, podéis seguirlo en Twitter aquí

Estatua que se atribuye a la imagen de Sobekemsaf

Estatua que se atribuye a la imagen de Sobekemsaf

Sejemra Shedtauy Sobekemsaf, o Sobekemsaf II, fue un rey egipcio que vivió en torno al año 1.570 antes de nuestra Era, en un período que se encuentra en la XVII Dinastía. En verdad no se sabe demasiado sobre su reinado, el cual por lo general carece de fechas de inicio y de final. Sabemos que era hijo de Sobekemsaf I (aunque no lo sucedió inmediatamente) y de -quien se cree- la primera mujer en usar el título de Gran Esposa Real, la reina Nubemhet.
Es cierto que como gobernante no pasaría a la historia, aunque ya sabemos que la Historia tiene sus caprichos y, a veces, se encarga de que nos lleguen nombres que se creían perdidos en la noche de los tiempos. Sobekemsaf, insisto, no fue un rey especialmente dotado para el combate, para la construcción o para saber rodearse de buenos escribas; sin embargo, la popularidad que la vida no le dio le fue otorgada por la muerte. La tumba de Sobekemsaf II fue asaltada por ladrones de tumbas en el año 1.111 a. E., durante el reinado de Ramsés IX.
Tampoco esto hubiese sido una gran novedad de no ser porque un texto que relataba buena parte del juicio al que fue sometido uno de los saqueadores ha sobrevivido al paso del tiempo. Su nombre era Amenpnufer, era un albañil del templo de Amón-Ra y esta es parte de su historia:
(más…)

La estatua de la Libertad, monumento que ocupa el puesto número 26 en el mundo gracias a su enorme pedestal

La estatua de la Libertad, monumento que ocupa el puesto número 26 de altura en el mundo gracias a su enorme pedestal

Desde siempre a los humanos nos ha gustado erigir monumentos. Además solemos entrar en la clásica competición del “más grande todavía”, y los resultados no pueden ser menos que tremendamente espectaculares. Uno de los ejemplos más clásicos son las estatuas, monumentos hechos con forma humana generalmente y que suelen estar dedicados especialmente a deidades y a héroes. Probablemente estéis pensando ya en una estatua, aunque tengo que advertiros de que esta lista no va a tener tantos puestos como para incluír a la Estatua de La libertad, una obra regalada por Francia al pueblo de Estados Unidos en conmemoración de los 100 años de su declaración de independencia del Imperio Británico, en 1.886. Aunque posiblemente sea la más famosa de todas tan sólo ocuparía el lugar nº 26 entre las estatuas más altas del mundo . Pero es que además hace “trampa” ya que el pedestal sobre el que se encuentra es 1 metro más alto que la propia estatua en sí, lo que, aunque le de altura, le resta méritos en comparación con las que veremos a continuación.
Una curiosidad sobre estas estatuas es que las más altas se encuentran en el denominado “hemisferio oriental“, bastante más prolífico y espectacular que el occidental a la hora de rendir homenajes. Por no hacer una entrada más larga dejaré el listado en las 15 más altas 😉 (más…)

alig En la imagen vemos la respuesta que el Arzobispo de Nueva Orleáns, Gregory M. Aymond, le da al propietario de una granja de aligátores, Jim Piculas, sobre si en Cuaresma se pueden comer dichos animales. Como era de esperar, el arzobispo da una respuesta basada en… la ignorancia. Esta es la traducción:

Muchas gracias por su carta del 24 de febrero de 2.010 sobre el particular de si se puede comer aligátor durante la Cuaresma.

Sí, los aligátores se incluyen en la familia de los peces y estoy de acuerdo con usted, Dios creó una magnífica criatura que es importante para el estado de Luisiana y que se considera comida proveniente del mar

Obviamente, al señor arzobispo se le escapan varias cosas ya que los aligátores, como buenos cocodrilios (no confundir con cocodrilos) no son precisamente peces. Y, aunque lo fuesen, también comete el pequeño error de considerar animales marinos a unos animales que viven en charcas y en ríos, no en los mares. Me gustaría saber si este señor sabe lo que es la biología y para qué sirve

Esta mañana se ha desintegrado un pequeño meteoro sobre el óblast rus de Cheliabinsk, lo que provocó una onda expansiva cuyos efectos podemos ver en este breve vídeo:

El Yongala, un paraíso artificial

Publicado: 11 febrero, 2013 en Barcos, Bichos, Mares
Postal con la imagen del Yongala

Postal con la imagen del Yongala

El día 29 de abril de 1.903 se botó en Newcastle un barco llamado “Yongala”, hecho por encargo de la Adelaide Steamship Company, una empresa con sede en Adelaida (Australia) que realizaba servicio de transporte entre las zonas de extracción de oro del oeste australiano con las ciudades de Adelaida, Melbourne y Sydney. El barco estaba hecho de acero y tenía una eslora de 107 metros. Propulsado por vapor, tenía una velocidad máxima de casi 16 nudos (cerca de 30 kilómetros por hora), lo que lo hacía un barco bastante rápido para la época.
En el año 1.906 fue transferido a la que era una de las rutas más largas que se hacían sin escalas, la ruta Brisbane-Fremantle, la ciudad en la que está enterrado Bon Scott. Esta ruta de 2.700 millas náuticas (~5.000 kilómetros) bordeaba media Australia desde Fremantle, una pequeña villa situada  a 19 kilómetros de Perth con Brisbane, la 3ª ciudad más grande del país. La mayor parte del pasaje estaba compuesta por mineros de oro y sus familias, quienes recorrían esa enorme distancia en uno de los últimos ecos de las Fiebres del Oro australianas. Durante en invierno austral recorría una ruta alternativa, para evitar los temporales. En ese período hacía la ruta de Melbourne a Cairns, un viaje significativamente más corto en espera a que el tiempo mejorase para hacer la ruta larga.

(más…)

Queimada Grande, la isla de las serpientes

Publicado: 10 febrero, 2013 en Bichos, Islas
Queimada Grande

Queimada Grande

Frente a la costa del estado brasileño de São Paulo se encuentra una isla de casi medio kilómetro cuadrado de extensión (en realidad tiene 0’43 km²) llamada Ilha da Queimada Grande (isla de la gran quema en portugués), un lugar que obtiene su nombre del viejo -y efectivo- sistema de limpieza de terreno por medio de incendios provocados utilizado en todo el mundo desde hace miles de años. En el pasado se pretendía crear una plantación de bananos, y de hecho se realizó una primera quema que es la que le dio el nombre a la isla. Sin embargo, de ese proyecto sólo se llevó a cabo la quema inicial, cancelándose posteriormente sin demasiadas explicaciones. Seguramente se paró la construcción porque se trata de una isla con un acceso bastante difícil en la que no existe ninguna playa donde se pueda desembarcar con seguridad y por lo tanto exigiría un puerto artificial, algo que probablemente sería demasiado caro para los impulsores del proyecto. No es que sea demasiado difícil ni un obstáculo demasiado serio, habida cuenta de que se han hecho muchas infraestructuras por el estilo en todo el mundo. Pero, en realidad, el problema que encontraron era otro muy diferente: los habitantes de la isla.
(más…)

El ataque de los calamares voladores

Publicado: 8 febrero, 2013 en Bichos, Mares
"Volando vooooy... volando vengo, vengo ♫ ♪ ♫

Volando vooooy…
volando vengo, vengo ♫ ♪ ♫

De todos es conocida la habilidad de los peces de la familia Exocoetidae de impulsarse fuera del agua a gran velocidad y, con ayuda de sus enormes aletas pectorales (y pélvicas en algunos casos) pueden cubrir distancias de incluso 50 metros como si de aves o murciélagos se tratase. De hecho el nombre científico de esta familia priviene del griego ἐξώκοιτος, que significa literalmente “dormir fuera” ya que los griegos creían que estos peces abandonaban el agua para irse a dormir tranquilamente a la costa, lejos de los depredadores nocturnos.
Creencias erróneas al margen, lo cierto es que estos animales marinos pueden cubrir unas distancias considerables como si de ultraligeros se tratase, llegando en algunas ocasiones a lograr permanecer 45 segundos en el aire (por ejemplo). Hay también peces que saltan cuando se ven asustados -en youtube hay numerosos vídeos sobre eso- y acaban en las embarcaciones, dando sustos y en ocasiones golpes a los navegantes. También las mantarrayas o mantas gigantes lo hacen en lo que se cree (pero no está demostrado) que es un comportamiento destinado a la reproducción. La clásica maniobra para impresionar a las hembras dando muestras de vigor y a los machos rivales para demostrar que se es más fuerte. Nada nuevo en la competición sexual 😀 No son los únicos animales que hacen esto, por supuesto. Los delfines son conocidos por sus acrobacias aéreas también, sin ir más lejos.
Sin embargo no todos los animales que saltan fuera del agua son cordados, como parece en los ejemplos anteriores. Algunos cefalópodos, que se supone que no deberían hacer esas cosas, son los únicos animales que “vuelan” a reacción por medios propios (a diferencia de nosotros que necesitamos máquinas): se trata de calamares.
(más…)