Abejas africanizadas

Publicado: 25 noviembre, 2012 en Bichos

Enjambre de abejas africanizadas en Colombia (año 2.008)

En el año 1.978 se estrenó una película llamada El enjambre que relataba la historia de una plaga de abejas “asesinas” (el cine ya sabemos que exagera todo) que sembraban el terror entre la población humana en el Sur de Estados Unidos. Películas al margen, existen unas abejas que son bastante temidas en el continente americano y que son producto de la acción directa del ser humano. No es que sea ninguna clase de experimento genético de algún científico chiflado, algún malvado bioquímico o de una conspiración extraña para dominar el mundo. La verdad es más prosaica: existen por un error. Un error humano.
En el año 1.957 se llevó a cabo un proyecto en la localidad brasileña de Río Claro (en São Paulo) que intentaba mejorar la producción de miel a través de experimentos llevados a cabo por Warwick Estevam Kerr, un prestigioso entomólogo y genetista brasileño especializado en abejas. En el año 1.956 el doctor Kerr viajó hasta África y se trajo de vuelta a Brasil desde Tanzania un grupo de 63 reinas de abeja melífera africana (Apis mellifera scutellata), a quienes intentaría hibridar con otras subespecies europeas de Apis mellifera. Los esfuerzos del doctor Kerr tuvieron un alto porcentaje de éxito, logrando un total de 29 híbridos que se conocerían como abejas “africanizadas”.
La idea en principio era lograr una clase de abeja que se adaptase mejor al clima tropical que las inicales abejas europeas, algo que en un principio parecía viable y que de hecho lo fue, aunque tal vez se adaptaron mucho mejor de lo esperado. Mientras los estudios en las colmenas se iban desarrollando, comenzaron a notar que los grupos de abejas “africanizadas” resultaban mucho más defensivas que los otros grupos, por lo que tomaban muchas más precauciones a la hora de acercarse. Para evitar que estas abejas se expandiesen, colocaron una rejilla especial que impedía a las reinas salir de su confinamiento en la cámara de cría y así tener controlados los enjambres. Sin embargo, en 1.957 un apicultor se dio cuenta de estas rejillas y, pensando que estaban colocadas por error en una época no apropiada, decidió sacarlas. Tras verse liberadas de impedimentos, 26 de las 29 reinas lograron escapar y dio comienzo así a una expansión que nadie podría haberse imaginado.
Como en un principio se temía, las reinas se mezclaron con otros enjambres locales y comenzaron a tener descendencia. Y no sólo eso, si no que lograron gracias a su agresividad controlar otras colmenas matando a sus inquilinos previos.
Las abejas africanizadas en realidad no tienen mayor toxicidad que otros tipos de abejas; de hecho parece ser que su picadura es menos efectiva que la de las europeas.
Entonces… ¿por qué la gente les tiene miedo?
Para responder a esto y comprenderlo hay que señalar algunos aspectos propios de estas abejas que las hacen especiales:

  • Son abejas que se expanden mucho más que otras razas.
  • Tienen mucha más tendencia a cambiar de sitio como respuesta a una carestía de alimentos.
  • Suelen ocupar agujeros en el suelo con mucha mayor frecuencia que otras abejas, lo que hace que la gente se acerque más sin darse cuenta.
  • Tienen una mayor proporción de abejas guardianas que cualquier otro tipo de abeja.
  • La zona de seguridad que éstas guardianas defienden es a menudo cuatro o cinco veces mayor de lo habitual
  • A la hora de la defensa, son extremadamente protectoras con la colmena, lo que hace que a menudo no sólo defiendan las cercanías si no que incluso persigan a una amenaza en masa.
  • Reaccionan agresivamente incluso cuando el enjambre está en reposo

Su tendencia a colonizar nuevos espacios y su agresividad propia son, por tanto, lo que las hace temibles. Cabe destacar que desde el año 1.957, el año de la fuga de las 26 reinas iniciales, se han extendido no sólo por todo Brasil si no que han llegado hasta prácticamente todo el continente americano.
La única barrera en sí para estas abejas es la climatología; afortunadamente para la gente que vive en zonas frías, estas abejas están adaptadas a climas tropicales o sub-tropicales, lo que hace que no puedan propsperar en lugares con estaciones muy secas o con climas fríos.

Anuncios

Pues yo opino que

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s