Grandes epidemias: el sudor inglés

Publicado: 10 febrero, 2012 en Grandes epidemias

Portada del estudio sobre el “sudor inglés” del año 1.529, obra del alemán Euricius Cordus

Entre los años 1.485 y 1.551 se sucedieron en Inglaterra unos brotes de una enfermedad llamada por lo médicos de aquel entonces sudor anglicus (“sudor inglés” en latín). Todo comenzó poco después del ascenso al trono de Enrique VII de Inglaterra (1.457-1.509), cuando desembarcó en el puerto galés de Mildford Haven el día 7 de Agosto de 1.485. Pocos días después del desembarco real comenzó una epidemia que fue mermando de manera sumamente rápida la población masculina de la zona. Aunque curiosamente tan sólo morían hombres adultos prácticamente; entre niños la mortalidad era casi inexistente y no se conocen casos de mujeres -de cualquier edad- muertas por esta enfermedad.
A finales de ese mes, el 22 de Agosto, cuando el séquito real llegó a Londres se desató en la capital británica la plaga; comenzaron de manera inmdiata a morir hombres de todas las clases sociales, algo nunca visto anteriormente.
Por una vez había una causa de muerte que hacía los mismos estragos entre pobres y ricos, a diferencia de la Peste Negra que había asolado el país y Europa entera un siglo antes.
Pronto se apodó entre la comunidad médica a esta enfermedad como la “enfermedad del sudor”, ya que los síntomas se iniciaban con una copiosa sudoración acompañada de escalofríos, pánico y un agotamiento que duraba de promedio entre tres y cuatro horas y media. Posteriormente el cuadro derivaba hacia hemorragias nasales y una profunda somnolencia que en ocasiones estaba acompañada de convulsiones. Finalmente, la víctima fallecía a causa de una altísima fiebre.
Por suerte o por desgracia, según se mire, los pacientes no sufrían gran cosa ya que la muerte sobrevenía entre las cuatro y las doce horas siguientes a la aparición de los primeros síntomas. Según se recoge en escritos de médicos de aquella época, los afortunados que resistían 24 horas desde los primeros síntomas no sólo sobrevivían, que ya era bastante, si no que presentaban una mejoría tildada en la época de “milagrosa”. Al parecer el paciente se recuperaba en cuestión una hora o de dos como mucho. Tras causar decenas de miles de muertos, en Octubre dejaron de registrarse casos de repente.
No hubo -que se sepa- ningún caso más hasta nial del verano de 1.502, cuando el sudor inglés volvió a golpear a la población masculina. Nuevamente se trató de una plaga que duró cosa de dos meses y volvió a desaparecer. Volvería a atacar a los ingleses nuevamente en 1.507, 1.516, 1.528 y 1.551.
De estos nuevos brotes el peor fue sin duda el de 1.528 ya que no sólo afectó a Inglaterra, si no que llegó hasta Hamburgo, un importante puerto comercial en Alemania. Desde allí se extendería por las rutas comerciales tanto terrestres como marítimas hasta Suiza, Dinamarca, Noruega, Suecia, Lituania, Polonia, Rusia, Bélgica y Holanda. Curiosamente, ni en Francia ni en Italia llegó a afectar a la población.
La enfermedad apareció de manera aislada en varias ocasiones, si bien se restringía a aldeas poco pobladas con lo que la tasa de mortalidad era reducida (en la misma manera que ya lo era la población). El último caso registrado se produjo en 1.578 y desde entonces no se ha constatado un sólo caso más.

Existen numerosas dudas hoy en día acerca de qué pudo originar esta epidemia recurrente. La más comunmente aceptada es que se tratase de alguna clase de gripe, aunque hay que tener en cuenta que se producía a mediados-finales de verano y que remitía antes de la llegada del otoño, fechas que no suelen ser propicias para la gripe.
Hay quien sugiere alguna clase de hantavirus, así como fiebres reincidentes o alguna encefalitis vírica. No hay un número oficial de muertes causadas por esta extraña enfermedad, aunque se estima que entre Gran Bretaña y las diversas regiones europeas por las que se extendió debió causar un total de entre 1.000.000 y 1.500.000 de muertes.

Anuncios

Pues yo opino que

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s