¿Prevención? de riesgos laborales

Publicado: 24 septiembre, 2011 en Denuncia

(Des)Prevención

Hace años (entre 2003 y 2004, para ser exactos) trabajé como talador cortando pinos y robles en áreas forestales destinadas a tal uso. Como parte del trabajo tuve que recibir un cursillo de ¿prevención? de riesgos laborales impartido por una empresa asturiana -cuyo nombre no voy a mencionar- del cual conservo el manual complementario que nos dieron. Dicho manual se llama: “Formación básica en materia preventiva en explotaciones forestales” y tiene nada menos que 77 páginas. Bueno, 79 si contamos el último folio que está totalmente en blanco por ambas caras y que sirve para dar mayor consistencia al conjunto (supongo :D).
El caso es que lo que en principio parece útil con el devenir de las páginas se vuelve un tanto… peligroso. Especialmente en el apartado de “Mordedura de víbora” (página 61). Aparentemente informa un poco por encima de las medidas a tener en cuenta para minimizar los posibles daños ante un evento de estas características. Y si digo aparentemente es porque en realidad no es así. Es por eso porque escribí lo de “¿prevención?”
A continuación transcribo literalmente lo que dicen y mis dudas o no sobre su utilidad justo debajo:

La víbora inocula veneno a través de sus colmillos

Cierto. Los vipéridos inoculan veneno procedente de las glándulas venenosas a través de los surcos internos que presentan sus colmillos delanteros (dentición solenóglifa)

Este veneno actúa sobre el sistema nervioso y produce fuertes dolores seguidos de parálisis de miembros, ceguera, sordera e incluso puede llegar a producir la muerte del sujeto

Primera imprecisión. Están dando por hecho que TODOS los vipéridos presentan el mismo tipo de veneno cuando este puede ser muy diferente de una especie a otra. Guiándonos por esto, cualquiera que no sufra al menos un par de estos síntomas podría llegar a pensar que se trata de una mordedura “seca” -sin inoculación- y restar importancia siguiendo a lo suyo en vez de acudir a un centro médico. Es decir, el propio mordisco duele, pero si no se siente -por ejemplo- un entumecimiento o una hinchazón poco después, se puede pensar que ha sido un simple mordisco sin ninguna importancia, cosa que no siempre ocurre. Y uno de los principales factores que determinan la gravedad del envenenamiento es, precisamente, si la atención médica es rápida o tardía.
Importante: ante un mordisco de una serpiente acudir siempre a un centro médico lo antes posible. Siempre.

Ante una mordedura de una víbora se recomienda actuar de la siguiente manera:
1. No correr; intentar realizar el menor número de movimientos posibles.

Cierto. Es muy importante tratar de mantener la calma ya que el aumento de presión sanguínea que producen los estados de nerviosismo facilita la expansión de toxinas por nuestro organismo a través del torrente sanguíneo.

2. Avisar al médico lo antes posible, o bien trasladarse al centro sanitario más cercano. A la espera de que se nos preste asistencia sanitaria, es conveniente que adoptemos las siguientes medidas:
a) Aplicar un torniquete más arriba de la mordedura, para evitar que el veneno se extienda por el organismo.

Más que avisar al médico lo importante es trasladarse hasta cerca de él o de cualquier centro donde puedan tratar el caso, pero ante todo mientras se llega NO se deben realizar torniquetes.
MOTIVO: El empleo de torniquetes está totalmente desaconsejado en caso de accidente ofídico ocasionado por un vipérido, ya que por lo general el veneno de los vipéridos actúa sobre el tejido muscular necrosándolo. Concretamente las serpientes del género Vipera, que son las que podrían afectar al público al que va dirigido este manual -noroeste de España-, tienen precisamente un veneno con estas propiedades. Por lo tanto, poner un torniquete -por ejemplo- en una muñeca por una mordedura en un dedo podría significar la pérdida de éste. Ojo con los torniquetes, pues.

b) Con una navaja o cuchillo, realizar un corte en forma de “x” sobre cada una de las dos marcas que habrán dejado los colmillos de la víbora.

No, no se deben hacer cortes.
MOTIVO: En caso de inoculación, el veneno pasará al torrente sanguíneo, no se va a quedar justo en el lugar que ocupan las marcas de mordeduras con lo cual es absurdo hacer heridas innecesarias. Por añadidura, realizar cortes está desaconsejado puesto que no hay que olvidar que estos casos se producen en el monte, con el consiguiente riesgo de infección de los propios cortes. Por otro lado hay que tener en cuenta que en un estado de nerviosismo (lógico tanto para el afectado como para quien esté en ese momento con el) no siempre medimos bien las cosas, y un corte hecho con demasiada fuerza podría incluso causar otros daños como afectar a los tendones.

c) Succionar sin temor, aplicando repetidamente la boca sobre los cortes hechos con la navaja, escupiendo a continuación la sangre y veneno extraídos.

¿En serio? ¿Succionar sin temor?. Eso me recuerda a un chiste, pero no lo voy a contar porque en realidad la cosa no es de risa.
Sé que existe la creencia de que se puede eliminar el veneno succionando, pero, todo sea dicho, es otra de las muchas creencias erróneas que rodean al mundo de las serpientes.
MOTIVO: El principal argumento en contra es la dudosa efectividad del procedimiento. O su demostrada ineficacia, si se prefiere. Se calcula que succionando con la boca se podría llegar a sacar un 5% del veneno inoculado, una cantidad simbólica más que otra cosa. Pero además esto tiene otro riesgo, y es que si la persona que succiona tiene alguna herida en las encías o incluso en caso de llegar a tragar el veneno si tiene úlcera gastroduodenal podría llegar a sentir los efectos del veneno también; es decir, con este “tratamiento” tenemos un herido que lo sigue estando y otro que potencialmente puede llegar a sufrir las consecuencias de una sola mordedura. Para evitar este último riesgo se comercializan unos succionadores (como este por ejemplo) que además sus fabricantes nos venden como “el remedio definitivo” para evitar daños por una mordedura. Y eso también es falso. Estos aparatos no tienen el riesgo que tiene succionar con la boca, cierto, pero su efectividad es tanta como entre el 2 y el 10% de veneno extraído dependiendo del modelo. Hasta ahí parecen mejores, pero tienen el problema que con la presión que ejercen se producen numerosas roturas de vasos capilares, aumentando el riesgo de que parte del veneno que en principio no hubiese entrado en contacto con la sangre lo haga al final.

d) Lavar luego las heridas con agua oxigenada y, si se tuviera a mano, poner sobre ellas hielo, vendando la herida a continuación.

Efectivamente se recomienda aplicar hielo ya que reduce el dolor y/o hinchazón y vendar la herida para mantenerla limpia, pero… ¿agua oxigenada? No, de ninguna manera se debe aplicar agua oxigenada en una herida que pudiese contener toxinas.
MOTIVO: La razón es sencilla: el auga oxigenada provoca necrosis tisular (de tejidos), lo mismo que hacen las hemotoxinas que contiene el veneno de las Vipera. Es como combatir el fuego tirando gasolina, acelera su acción.
De lavarla hay que hacerlo con agua y jabón, agua sola o bien con suero fisiológico si lo hay cerca, no con agua oxigenada o, peor aún, con alcohol.

Resumiendo, de seguir los pasos que indican en el manual nos enfrentamos a varios problemas que actuando correctamente nos habríamos ahorrado:

  1. Riesgo a perder un miembro y/o tener graves daños que de no usar un torniquete se no hubiésemos tenido.
  2. Posibilidad de infectar una herida haciendo cortes en condiciones de higiene bastante delicada (por no decir casi inexistente; trabajé en ello, sé lo que es ;))
  3. Posibilidad de que un compañero tenga problemas de salud por succionar la herida. También está la posibilidad de destruir innecesariamente vasos sanguíneos con el uso de aparatos como los estractores.
  4. Provocar más dolor de la cuenta al lavar las heridas (heridas que además han sido provocadas por seguir el apartado b) del manual) con un producto que escuece bastante. El dolor y la calma no son buenos amigos, con lo que en realidad a parte de causar algún que otro destrozo en nuestros tejidos nos estamos saltando algo fundamental: MANTENER LA CALMA.
Anuncios

Pues yo opino que

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s